martes, 6 de octubre de 2015

MATILDE LANDA por Barricada

Incluida como corte 6 del decimoséptimo disco de estudio del grupo navarro Barricada La Tierra Está Sorda publicado en 2009, álbum conceptual sobre la Guerra Civil española. Enrique Villareal, El Drogas, conmocionado tras la lectura de La Voz Dormida de Dulce Chacón y movido por su ignorancia sobre la guerra, comenzó a investigar, leyendo mucho, viendo documentales y, sobretodo, entrevistándose con supervivientes del bando perdedor y familiares de las victimas. El resultado fue un álbum compuesto por 18 canciones que se título La Tierra Está Sorda utilizando el verso de Luis Cernuda.

¿Pero, quien fue Matilde Landa?

Matilde Landa
Matilde Landa Vaz fue una destaca militante del PCE. Nacida en Badajoz el 24 de Junio de 1904 en el seno de una familia bien posicionada y librepensadora. En su casa siempre se fomentó la cultura y la educación, incluso en el caso de las mujeres, cosa poco común en esa época. No fue bautizada, detalle que acabaría marcándola para siempre e incluso sus padres solo estaban casados civilmente. 
Pasó su infancia en su Badajoz natal y se traslado a Madrid para licenciarse en Ciencias Naturales, cosa muy poco frecuente para las mujeres a principios del siglo XX, licenciándose finalmente en 1929. En 1930 se casó con Francisco López Ganivet. Fruto del matrimonio nacieron dos niñas, Carmen en 1931 y Jacinta en 1933 (murio a los pocos meses). El matrimonio se disolvió amistósamente durante el transcurso de la guerra.
Ingresó en el PCE en 1936 poco antes del golpe de estado de las fuerzas fascistas y durante la guerra desempeñó diversas tareas, sanitarias en diversos hospitales, de coordinación de evacuación de diversas ciudades que habían caído en manos fascistas, dando charlas para levantar el ánimo entre las tropas...

Ya en Madrid, el 12 de Abril de 1939 fue detenida y conducida a la Sede del Ministerio de Gobernación donde fue interrogada, torturada y asilada durante casi 6 largos meses. El 26 de Septiembre de 1939 ingresó en la prisión de Ventas. Fue procesada y condenada a muerte en Diciembre de 1939 y consiguió crear en su propia celda de la galería de penadas (a las condenadas a muerte las separaban del restode reclusas) una especie de oficina de ayuda donde empezó a dar soporte psicológico y legal a las condenadas a muerte consiguiendo, no en muchos casos pero si en algunos, revocaciones de condenas para compañeras suyas. En 1940 y gracias a diversos amigos del exterior se consiguió que se conmutara su pena por 30 años de prisión pero condicionado a su traslado a una prisión fuera de la península, concretamente a Palma de Mallorca. Una vez que Matilde abandonó Ventas, la oficina de penadas fue clausurada y en su lugar se habilitó un taller de costura. 

En Mallorca, en la prisión de Can Sales, una de las mas terribles de la postguerra por su pésimas condiciones alimenticias y su masificación, no consiguió permiso para habilitar su celda para las mismas funciones. Eso si, por sus características de mujer culta, con formación universitaria y gran carisma rápidamente se convirtió en una lideresa moral entre el resto de reclusas, organizando numerosos actos de protesta. Por ello, fue objeto de acoso constante por parte de las autoridades del penal y se decidió incluso trasladarla a un penal de incorregibles en Santa Cruz de Tenerife.

Enrique Villareal El Drogas
Sus fuertes convicciones, coherencia y actitudes consecuentes provocaron que las autoridades religiosas de la prisión, las Hermanas de la Santa Cruz, se interesaran de manera muy especial por su conversión al catolicismo, lo cual habría supuesto un acto propagandístico de primer orden para la dictadura. Así, desde 1941 sufrió fuertes presiones para que accediera a recibir el bautismo.
Matilde prefirió la muerte. La dictadura franquista le ofreció mejoras en la alimentación de los hijos de las presas del penal de Mallorca a cambio de su bautismo y conversión. Matilde eligió sus principios. El 26 de Septiembre de 1942, día en que estaba prevista la ceremonia de bautismo, Matilde se precipitó por la terraza hacia el patio interior de la prisión. Se suicidó. En los 45 minutos que duró la agonía, completamente inconsciente, las autoridades eclesiásticas de las Islas Baleares aprovecharon para bautizarla en árticulo mortis.

Minutos antes de su suicidio, Landa escribió una carta a su hija donde, de manera encubierta, se despidió de ella rogándole perdón. La ceremonia de su bautizo ya estaba preparada. 

Hoy es el gran día, dicen. Doña Bárbara, otras señoras de Acción Católica y las monjitas andarán relamiéndose con el triunfo. El dolor del pecho no me deja pensar, Carmencilla; pero no creo que el aceite alcanforado alivie mi sufrimiento, porque otro dolor, más hondo, es el que me acucia (...)

No puedo ver sin llorar los rostros de esos niños a los que amenazan con dejar sin leche si yo no me convierto. Tú sabes, Camencilla, lo mucho que me preocupan los niños, los más desgraciados, con sus corazoncitos, tan sensibles y tan a merced de los caprichos de los mayores. No puedo, no puedo aceptarlo. Sería como prostituirme. Ay, esos niños... 

¿Será lo mío un capricho? (...) 

Quien sobra soy yo. (...) 

Espero que me sigas queriendo y que te acuerdes de mí a pesar de lo que te cuenten, a pesar de lo que voy a hacer. Que tú, mi niña, mi chiquitina, y esos pobres niños me perdonéis.


Mi homenaje a todos y todas aquellas que lucharon por la libertad en mi país.

Matilde Landa - Version de Estudio

Maildel Landa Nov 2009 FNAC Donosti
+ INTRO El Drogas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada